Pope Francis urges us to Share the Journey with migrants

 

Papa: Frutos de la Misa destinados a madurar cada día

“Los frutos de la Misa están destinados a madurar en la vida cotidiana. La misa es como el grano, el grano de trigo, que entonces en la vida ordinaria crece, crece y madura en buenas obras, en actitudes que nos hacen parecernos a Jesús”.

Esto fue lo que dijo el Papa Francisco durante la última audiencia general. “La misa es como el grano, el grano de trigo, que luego en la vida ordinaria crece, crece y madura en buenas obras, en actitudes que nos hacen parecer a Jesús”, añadió.

Papa: Ir a Misa para vivir más como cristianos

Los cristianos no van a misa para hacer una tarea semanal y luego olvidan, no. Los cristianos van a misa para participar en la Pasión y Resurrección del Señor y vivir más como cristianos: se abre el compromiso del testimonio cristiano.

Dejamos la iglesia para “ir en paz” y traer la bendición de Dios en nuestras actividades diarias, en nuestros hogares, en nuestros ambientes de trabajo, entre las ocupaciones de la ciudad terrenal, “glorificando al Señor con nuestras vidas”.

Pero si salimos de la iglesia charlando y diciendo: “Mira esto, mira aquello…”, con nuestra lengua larga, la Misa no entró en mi corazón. Por qué? Porque no soy capaz de vivir el testimonio cristiano.

Cada vez que salgo de la Misa, tengo que salir mejor que antes, con más vida, con más fuerza, con más ganas de dar testimonio cristiano”. Esto es lo que dijo el Papa Francisco durante la última audiencia general en el Vaticano.

Papa: Enfermeras, no olviden acariciar la medicina

“No olvides la medicina de las caricias. Eso es muy importante. Una caricia, una sonrisa llena de sentido para los enfermos. El gesto es simple, pero lleva hacia arriba. Se siente acompañado, se siente cerca de la curación, se siente persona, no un número. No lo olvides”.

Esto es lo que dijo el Papa Francisco durante una audiencia en la Sala Nervi con las enfermeras de la Fnopi. “Al cuidar de las mujeres y los hombres, de los niños y de los ancianos, en todas las etapas de sus vidas, desde el nacimiento hasta la muerte, se les escucha continuamente, con el fin de comprender cuáles son las necesidades de esa persona enferma”, añadió.

Expulsión de los mercaderes del templo, precepto actual

El 4 de marzo, el Papa Francisco comentó el episodio evangélico de Jesús que echó a los migrantes del templo, subrayando cómo dijo Cristo:

“No hagáis de la casa de mi Padre un mercado”. El Pontífice explica que esta enseñanza es “siempre relevante, no sólo para las comunidades eclesiales, sino también para los individuos, para las comunidades civiles y para las sociedades. Es común, de hecho, aprovechar las buenas actividades, a veces legítimas, para cultivar intereses privados, si no incluso ilegales.”.

Papa: 11 de marzo Visita a la Comunidad de Sant’Egidio

“La Comunidad de Sant’Egidio acoge con alegría el anuncio de la visita del Papa Francisco a Trastevere, el 11 de marzo, con motivo de su cincuentenario.”

Esto es lo que la propia Comunidad dice en una nota. Por la tarde, en la Piazza Santa Maria in Trastevere, el Papa dirigirá un discurso a toda la Comunidad y celebrará una Liturgia de la Palabra.

Inmaculada Concepción, Papa: Gracias por tu constante preocupación

“Queremos agradecerte el cuidado constante con el que acompañas nuestro camino, el camino de las familias, parroquias, comunidades religiosas, el camino de los que cada día, a veces con esfuerzo, a través de Roma para ir a trabajar, de los enfermos, de los ancianos, de todos los pobres, de tantas personas inmigradas aquí desde tierras de guerra y de hambre”.

Así lo dijo el Papa Francisco en una oración dirigida a la Virgen, en las escaleras de España, en Roma, durante la veneración de la Inmaculada Concepción.

“Gracias porque tan pronto como nos dirigimos a ti con un pensamiento o mirada fugaz o un Ave María fugaz, sentimos siempre tu presencia maternal, tierna y fuerte”.

Los refugiados de Kachin donan una pastoral de madera al Papa

Yangon – Durante su visita apostólica a Myanmar, que comenzó esta mañana, el Papa Francisco usará trabajo pastoral de madera hecho a mano y donado a él por refugiados católicos de la minoría étnica Kachin, que ahora están en el campo de refugiados en la ciudad de Winemaw, en el estado de Kachin, con una población mayoritariamente cristiana, en la parte norte de Myanmar.

Se lo revela a la agencia Fides Joseph Myat Soe, un católico laico activo de la región de Kachin, explicando que los fieles de Kachin están ahora en el campo de refugiados de Winemaw debido a la guerra civil entre el ejército birmano y los grupos armados Kachin, en uno de los varios conflictos étnicos que se producen en el país, compuesto, a nivel social, por el bamar mayoritario (birmano) y 135 lenguas étnicas minoritarias.

Como nos informa Myat Soe, los refugiados de Kachin ofrecen esta pastoral de madera al Santo Padre “como un deseo de restaurar la paz en el Estado de Kachin, ya que no les será posible asistir a misa en Yangon, debido al estado de pobreza en el que se encuentran”.

Adviento, Papa: “Tiempo en que el Señor viene a nuestro encuentro”.

Hoy comenzamos el camino del Adviento, que culminará en Navidad. Adviento es el tiempo que se nos da para acoger al Señor que viene a nuestro encuentro, también para verificar nuestro deseo de Dios, para mirar hacia adelante y prepararnos para el regreso de Cristo.

Volverá a nosotros en la fiesta de Navidad, cuando recordemos su histórica venida en la humildad de la condición humana; pero viene dentro de nosotros cada vez que estamos dispuestos a recibirlo, y volverá al final de los tiempos para “juzgar a los vivos y a los muertos”.

Por eso debemos estar siempre vigilantes y esperar al Señor con la esperanza de encontrarnos con él. La liturgia de hoy nos introduce en este tema evocador de la vigilancia y la expectativa”.

Esto es lo que dijo el Papa Francisco durante el Ángelus el pasado 3 de diciembre.

Con la energía nuclear se arriesga a destruir a la humanidad

“En el ámbito nuclear, en 34 años, hemos ido más lejos, más, más lejos. Hoy estamos al borde del abismo. Esto puede debatirse, es mi opinión, pero mi opinión convencida. Nos encontramos en el límite de la legalidad de tener y utilizar armas nucleares. Por qué? Porque hoy, con un arsenal nuclear tan sofisticado, existe un riesgo de destrucción de la humanidad, o al menos de una gran parte de la humanidad. Por esta razón me conecto con el “Laudato si'”. ¿Qué ha cambiado? El crecimiento del armamento nuclear”.

Esto es lo que el Papa Francisco ha dicho en los últimos días. “Hoy es legítimo mantener los arsenales nucleares, como lo son, o hoy, salvar la creación, salvar a la humanidad, ¿no es necesario volver atrás?”el pontífice se preguntó.