Quien somos

This post is also available in: Inglés, Italiano, Portugués, Brasil

La Congregación de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo, Scalabrinianas, fue fundada por el Beato Juan Bautista Scalabrini en Piacenza el 25 de octubre de 1895, y tiene como co-fundadores los hermanos P. José Marchetti y Madre Asunta Marchetti. Su misión es el servicio evangélico e misionero a los migrantes, especialmente a los más pobres y necesitados. Se expandió inicialmente en Brasil, y en seguida en Europa (1936), en América del Norte (1941) y en los últimos años en varios países de América Latina, Asia y África. Actualmente marca presencia en 26 países, cuenta con 800 hermanas en 156 comunidades y su Sede General se encuentra en Roma. Las Hermanas consagran su vida a Jesucristo, según las exigencias del Carisma Scalabriniano, viven la fraternidad en comunidades, como elemento indispensable de la consagración religiosa, e se fortalecen en la fidelidad vocacional mediante la oración , meditación de la Palabra de Dios y la Celebración Eucarística, fuente de comunión con Dios e con los hermanos.

La Hermanas Misioneras Scalabrinianas, a lo largo del transcurso de la historia de la Congregación se dedicaron y aun continúan dedicándose a la educación, a la acción social y pastoral al servicio de la pastoral de la salud, a la catequesis, a la evangelización y a la colaboración con la Iglesia local a favor de los migrantes y pobres.

Fieles al carisma y atentas al desafío da la movilidad, la Congregación acoge la propuesta de la Iglesia de colocarse a servicio de los que están envolvimos en el drama del fenómeno migratorio, siendo “señal de la ternura de Dios y testimonio particular del misterio de la Iglesia, casta, esposa y madre” (V.C. 57), motivadas por las palabras del Evangelio: “Yo era migrantes y me acogiste” (Mt. 25, 35).